Título: ¿Publicidad online para mi clínica dental?.  Autora: María del Mar Soria Ibáñez.  Tiempo estimado de lectura: 1 minuto. 

Según IAB Spain (2018), el 85% en la población con edades comprendidas entre los 16 y 65 años tiene cuenta en alguna red social. Ello se traduce en 25,5 millones de usuarios de comunidades virtuales en España. Facebook se sitúa como la plataforma con un mayor número de registros, pues el 96% de la población analizada mantiene un posicionamiento activo en este espacio.

Así, en los últimos años la relación entre las marcas y los públicos objetivos ha cambiado radicalmente; la comunicación se articula principalmente a través del medio digital.

El sector odontológico no puede huir de esta tendencia. Si bien es cierto que multitud de clínicas dentales ya han apostado por crear sofisticadas páginas webs que se acompañan de blogs, el posicionamiento estratégico en redes sociales es una cuenta pendiente.

Optimizar el perfil de la clínica en una red social significa establecer unos objetivos, unas acciones, un cronograma y prever un presupuesto. La gran ventaja del marketing online se encuentra, precisamente, en la escasa inversión que se requiere para generar un buen impacto sobre los pacientes potenciales.

Pero, por otro lado, esta estrategia debe acompañarse de un método con el que indudablemente se obtienen grandes beneficios: la publicidad en las redes sociales. ¿Cómo hacerlo? Presentamos algunas claves:

  • Utiliza las herramientas de segmentación de públicos que proporcionan comunidades como Facebook. Con estos soportes se puede conocer fácilmente a qué volumen de personas se puede hacer llegar el anuncio y, de forma inteligente, lanzar el mensaje a aquéllos pacientes que se identifiquen con nuestros objetivos de campaña.
  • Diseña anuncios con la ayuda de las herramientas predeterminadas que ofrecen las redes sociales.
  • Los textos deben ser sencillos y directos. Es importante evitar alusiones a precios y ofertas. Debemos centrarnos en los beneficios del tratamiento.
  • Determina un tiempo prudencial para la campaña y evalúa resultados de forma inmediata. Es necesario detectar a tiempo si se genera el efecto deseado.
  • Invierte en publicidad online. No es necesario un gran presupuesto, pero los beneficios son altos.

Las redes sociales disponen de una interfaz sencilla para facilitar la gestión del marketing online. Para crear una buena campaña es imprescindible tener conocimiento mínimo de su uso, gran capacidad de liderazgo y estrategia y orientación a resultados.

María del Mar Soria Ibáñez